¿Cómo invertir en una YieldCo?

Letras formando la palabra YieldCo
¿Cómo invertir en una YieldCo?

Las “Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario” o Socimi (en español), conocidas como “Real Estate Investment Trust” o REIT (en inglés) son vehículos de inversión que existen desde hace años en el sector inmobiliario, caracterizándose por poseer inmuebles y generar ingresos recurrentes por el alquiler de los mismos. Basados en ellos, el sector de las energías renovables ha desarrollado unos vehículos llamados “YieldCo” que han cobrado relevancia en los últimos años, en los que los mercados han visto surgir un número considerable de ellos. El objetivo de un YieldCo es adquirir activos en operación (e.g. un parque eólico, un proyecto solar, etc.), previamente desarrollados y construidos por una empresa que asume estos riesgos, generalmente propietaria del vehículo. Una vez en operación, estos activos se caracterizan por generar flujos de caja estables y predecibles que reparten mayoritariamente en forma de dividendos a partir de contratos de venta de energía a largo plazo (Power Purchase Agreements o PPAs). Debido a la estabilidad de sus flujos de caja y a la eliminación de los riesgos de desarrollo y construcción, estos vehículos son más fáciles y baratos de financiar que si los mismos proyectos hubieran sido ofrecidos directamente por la empresa desarrolladora. Una vez constituido el YieldCo, la forma de financiación es a través de una oferta pública de acciones en los mercados financieros.

Estos vehículos están a disposición de cualquier inversor que quiera participar en proyectos de energías renovables con un nivel de riesgo relativamente bajo y en los que exista un compromiso de distribución de dividendos predecibles y periódicos.

Existen varias posibilidades para participar en un YieldCo. La forma más sencilla para invertir en ellas consiste en comprar directamente sus acciones, de la misma forma que se compra una acción de cualquier otra empresa cotizada; el principal inconveniente supone tener que analizar y seleccionar de entre todas los YieldCo el que más se ajuste a nuestros criterios de inversión, además de concentrar el riesgo de inversión en una única acción o en un número limitado de acciones.

Una alternativa a la compra de acciones consiste en adquirir un ETF (Exchange Traded Fund) que simule el comportamiento de un conjunto de YieldCo que posean activos de varias tecnologías (e.g. solar, eólica, hidráulica) y estén repartidos geográficamente. Mediante un ETF es posible diversificar la inversión participando en todos aquellos YieldCos en la misma proporción en que componen el ETF, repartiendo y por tanto minimizando el riesgo. Para ello existe un ETF específico, el Global X YieldCo ETF, que cotiza en NASDAQ (ticker: YLCO), y que refleja el comportamiento de un índice de referencia, el “Indxx Global YieldCo Index”.

En el siguiente video el CEO de Global X ETF, Bruno del Ama, da una explicación sobre este ETF (en inglés):

El Indxx Global YieldCo Index (IYLCOT) es un índice desarrollado por Indxx y que simula el comportamiento de un conjunto de 20 YieldCo en base a una serie de criterios de selección. Los cinco YieldCo principales que componen este índice son los siguientes:

Entre los 20 se encuentra Saeta Yield, S.A. (ticker: SAY), un YieldCo que cotiza en la bolsa española, y que cuenta con un portfolio de 689MW, repartidos entre 16 parques eólicos (539MW) y tres plantas termosolares (150MW), todos ellos en España. Saeta Yield es propiedad de un consorcio formado por el grupo español ACS y el fondo de inversión norteamericano Global Infrastructure Partners; entre ellas han formado una empresa desarrolladora, Bow Power, para desarrollar y construir proyectos y posteriormente vendérselos a Saeta Yield cuando comienza su operación comercial.

Uno de los principales riesgos a los que se enfrenta un YieldCo son los tipos de interés; un YieldCo funciona bien en un entorno de tipos de interés bajos como el actual, ya que los proyectos que los integran suelen estar fuertemente apalancados, presentando una proporción elevada de deuda. Cualquier subida de tipos afecta directamente al pago de intereses y por lo tanto impacta directamente en la cuenta de resultados, reduciendo el dividendo disponible para repartir.

En conclusión, los YieldCo representan una oportunidad para invertir en el sector de las energías renovables de forma sencilla y con un nivel de riesgo limitado, siendo su mayor virtud la predictibilidad y regularidad con la que reparten dividendos entre sus accionistas. Es posible minimizar este riesgo invirtiendo en un ETF que agrupe las acciones de un conjunto de YieldCos, diversificando la inversión entre diferentes tecnologías y países.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *